Albano Cruz
[ web personal ]
[ status: active ]

Privilegios y opresión 1

Recopilación de tuits que comienzan aquí, y un mayor desarrollo de lo expuesto. Es una breve reflexión sobre un argumento habitual en conversaciones desde la trinchera, y muchas veces (estudiando el contexto) dirigido a interlocutores algo empeñados en el erre que erre del mansplaining y demás farfullas.

Aún así es interesante estudiarlo desde una perspectiva analítica para facilitar reforzar sus aciertos, eliminar las debilidades, y poder contextualizar adecuadamente aquello que no se haya explicitado.

Planteamiento

Arranca el argumento de la siguiente forma:

\begin{aligned}
1. \qquad & \text{Nacer hombre es tener privilegios.}\\
2. \qquad & \text{Los privilegios son opresión.}
\end{aligned}

Falta una premisa, que normalmente no aparece declarada pero que es fundamental para entender el alcance del contexto para el que sostenemos lo anterior:

\begin{align}
0. \quad & \text{Dada una/esta sociedad/estructura.}
\end{align}

Podemos (como opción inicial) reformular cada premisa de la siguiente manera:

\begin{array}{rll}
0. & p & \text{Dada una/esta sociedad/estructura.}\\
& :: & \forall xSx
\end{array}

esta traducción viene a expresar que todo individuo (expresado con la $x$) tiene la propiedad de pertenecer a una sociedad. Esta es una declaración axiomática para nuestro argumento. Y la tomamos como cierta o verdadera. Demostrar por qué es así, nos lleva al terreo de saber qué es la verdad, y que ahora no pisaremos. Puesto que era una premisa oculta, la hemos nombrado con el número 0.

Las premisas iniciales tendrían la siguiente equivalencia:

\begin{array}{rll}
1. & p & \text{Nacer hombre es tener privilegios.}\\
& :: & \forall (Hx:Sx) Px \\
2. & p & \text{Los privilegios son opresión.}\\
& :: & \forall Px \exists Oy
\end{array}

La primera premisa viene a decir que «para todo individuo que tenga la propiedad de ser hombre de tal forma que cumpla pertenecer a la sociedad, tiene la propiedad de tener privilegios». Considero esa frase equivalente a la original por los siguientes motivos:

La segunda premisa es una declaración fuerte que no matiza sobre los privilegios. Por el tipo de formalización que estamos haciendo, hay que decantarse por decidir si estamos hablando de todos los privilegios, o de algunos privilegios. Ya que tiene la misma estructura que frases como «los padres son hombres», o «los humanos son originarios de la Tierra», optaré por entender que es una declaración universalizadora. Así que se transcribirá con el «para todos».

Sin embargo, podríamos imaginar que hay al menos un privilegio que no es opresión. Como por ejemplo, tener el privilegio de renunciar a los privilegios. Si ese fuera el caso, no todos los privilegios resultan en opresión tanto en cuanto ese privilegio. Así que tenemos que restringir la cantidad de privilegios que opriman declarando que «al menos hay un oprimido» (puede haber más, pero para el análisis es equivalente puesto que muchos no es lo mismo que todos).

Queda la frase entonces más o menos así: «Dados todos los individuos que tienen la propiedad de ser hombre, hay al menos un individuo que tiene la propiedad de estar oprimido». La descripción parece bastante precisa. Podríamos todos ser Amos, menos uno, que es El Esclavo. Y todos abusar de él/ella. Todos los Amos podríamos decidir pasar a ser Esclavos (algo que el Esclavo no puede decidir, claro).

Desarrollo

Continuando con el trabajo, si agrupamos las premisas en el mismo párrafo tenemos:

\begin{array}{rll}
1. & p & \forall xSx \\
2. & p & \forall (Hx:Sx) Px \\
3. & p & \forall Px \exists Oy
\end{array}

La premisa [$1$] puede parecer redundante, pero materializa que no puede haber sujetos estrictamente a-sociales. Al ser $Sx$ condición en la segunda premisa, estamos enlazando $Hx$ con aquellos sujetos que también son $Sx$ pero que no cumplen $Hx$. Este matiz es importante para una crítica amplia.

Hay una conclusión que podemos obtener de inmediato. Si cualquier caso que escojamos de $Hx$ cumple $Px$, entonces por cada caso $Hx$ sucederá que $Oy$. Pero sucederá bajo las condiciones de la premisa, es decir, $\exists Oy$:

\begin{array}{rll}
(2,3). & tr & \therefore \\
4. & c & \forall (Hx:Sx) \exists Oy
\end{array}

Hemos aplicado la propiedad de la transitividad a las premisas [$2$] y [$3$], arrojando un resultado que se leería como «para todo individuo con la propiedad de ser hombre de tal forma que tenga la propiedad de estar en sociedad, existe al menos un individuo con la propiedad de estar oprimido».

Queda claro que hemos realizado un planteamiento general. Y que esta formulación es universalizadora porque en realidad $x$ e $y$ pueden corresponder a muchos significados. Ésto es correcto, porque con esta formulación lo que estamos comprobando es que las conclusiones sean coherentes en su estructura argumental. Si atribuimos los significados de hombre a $x$, y de mujer a $y$, y eliminamos la redundancia que aporta que sabemos que estamos en (esta) sociedad, la conclusión bien puede leerse como «por todo hombre hay al menos una mujer oprimida».

Esa forma de verbalizarlo en lenguaje natural nos aproxima todo lo que podemos a la conclusión [$4$]. Hay que señalar que es una declaración con un valor descriptivo, porque no dice que $Hx$ sea causa de $Oy$. Simplemente declara que hay. La única causalidad (que además es lógica, no empírica) de la conclusión [$4$] es la transitividad de [$2$] y [$3$]. Es decir: «[$4$] es porque [$(2,3)t$]». Nada más.

Por supuesto, el asunto no sólo requiere un análisis sintáctico, sino también semántico. Pero disponer su estructura (y verificar que no estamos introduciendo ninguna desviación o burrada) precisamente sirve para que el análisis de lo que dice el contenido se puede hacer con cuidado, honestidad y transparencia. Pongamos un contrajemplo:

\begin{array}{rll}
1. & x & \text{plátanos} \\
2. & H & \text{propiedad de volar} \\
3. & y & \text{astronautas} \\
4. & O & \text{propiedad de ser invisibles} \\
5. & c & \forall Hx \exists Oy
\end{array}

En este caso la conclusión expresaría: «dada la totalidad de los plátanos voladores existe al menos un astronauta invisible».

En términos sintácticos, es una conclusión correcta. En términos lógico-semánticos también. Sin embargo en términos empíricos (o “semántico-natural”) no tenemos ni idea. No sabemos si los plátanos vuelan, y es muy difícil descubrir a un astronauta invisible. Sobre todo si no quiere que le encuentren.

Este ejemplo ilustra bien los límites de la significación cuando queremos realizar un análisis y empleamos la lógica. Estos límites no invalidan la formulación, sino que nos permiten desgranar el entramado de significados y relaciones con los que hemos de operar. De la misma forma que tenemos que demostrar, defender o fundamentar la existencia de plátanos voladores, y qué relación tienen (si es de causalidad, correlación, casualidad o capricho divino) con los astronautas invisibles (que también tienen que estar fundamentados, por supuesto), hay que hacer lo propio con los elementos que forman parte de la frase cuando $x$ es individuo e $y$ es mujer.

Si en cualquier momento de la defensa de los significados de esas dos variables caemos en que son los que son porque es evidente, entonces estaremos introduciendo una premisa/axioma extra. No sólo se puede hacer, sino que además hacerlo es lícito y legítimo. Siempre y cuando se haga de forma explícita.

Por ejemplo, en nuestras premisas de partida no hemos declarado si $y$ es un individuo mujer. Podríamos incluir en cualquier momento esa especifidad. Y dejar la secuencia entera así ($sb$ es substitución):

\begin{array}{rll}
1. & p & \forall xSx \\
2. & p & \forall (Hx:Sx) Px \\
3. & p & \forall Px \exists Oy \\
(2,3). & tr & \therefore \\
4. & c & \forall (Hx:Sx) \exists Oy \\
5. & p & y = Mx \\
(4,5). & sb & \therefore \\
6. & c & \forall (Hx:Sx) \exists OMx \\
\end{array}

El razonamiento es lógicamente correcto, y sí correspondería a «dados los hombres, hay al menos una mujer oprimida». Parece que explicitar su estructura capturándola de esta forma es aceptable.

El siguiente paso es ya entrar a reflexionar sobre el contenido de la declaración, porque el significado de cada parte involucrada podría invalidar la conclusión, o demostrar que alguna de las premisas es falsa.

Este post se desarrolla con una formulación alternativa en Privilegios y opresión II. Se recomienda leerlo también.
// etiquetas // - filosofía - feminismo - derechos - estructuralismo - lógica - análisis