Albano Cruz
[ web personal ]
[ status: active ]

Realidad y lenguaje 1

Desde una perspectiva presentista:

[26.05.17 06:29] El lenguaje es siempre actualización en el presente.

[26.05.17 07:02] El lenguaje es el uso del lenguaje.

El lenguaje no puede no realizarse, ejecutarse. El lenguaje, como suceso que es, sólo puede serlo en el presente. Es lenguaje en el momento de ser leído, de ser escuchado, de ser significado, de participar de un sentido.1

[26.05.17 06:30] En el presente sólo podemos señalar. Siempre hay desfase entre el suceso y lo dicho sobre el suceso.

Sólo acontece la actualización. En caso de haber continuidad, hay actualización de la continuidad, no continuidad de la actualización.2 Sin embargo, la palabra (tomada aquí como representante del lenguaje) no puede darse de una actualización a otra. El lenguaje sólo lo es en el momento de su realización. Fuera de eso es el soporte. El señalar, que corresponde al cuerpo, sí puede tomarse como lo mismo de una actualización a otra. Se señala mientras se señala. Mientras que el señalar puede tomarse como sostenido, la palabra no. La palabra es otra vez.

[26.05.17 06:32] Ese desfase, al margen de la aprehensión que el lenguaje haga o no, es imposible de superar.

[26.05.17 06:33] El lenguaje actualiza el pasado y el futuro.

Por eso, la palabra siempre ha sido dicha. La palabra en su actualización, ya es pasado. Y ante la imposibilidad de señalar el pasado o el futuro, de ellos sólo podemos decir.

[26.05.17 06:36] Todo lo que no sea suceso presente es suceso presente del lenguaje.

[26.05.17 06:33] El pasado no es actualizable como suceso. Sólo como lenguaje.

[26.05.17 06:34] El futuro es actualizable como suceso, y como lenguaje. Llamamos futuro a un presente que al actualizarse puede ser puesto en distancia con el lenguaje.

[26.05.17 06:37] El pasado y el futuro no pueden sino ser actualizaciones del lenguaje. El pasado y el futuro son lenguaje. Tan sólo podemos hablarlos, no podemos señalarlos, no podemos vivirlos.

En distancia al ser suceso y lenguaje actualizados en simultaneidad, y poder ser aprehendidos el uno en relación al otro. Cuando lenguaje y suceso se corresponden creamos la ficción en el lenguaje del sostenimiento propio del gesto. Veníamos diciendo lo que sucedería, y así ha sucedido. Hemos expresado verdad.

Así que una diferencia radical entre el pasado y el futuro es que el pasado nunca nos puede llevar la contraria. Nunca puede el pasado actualizado como lenguaje ponerse en distancia con nada salvo el propio lenguaje. El pasado nunca es falsable. El futuro bien puede demostrarme equivocado, al no haber trayecto entre la actualización del suceso y la del lenguaje cuando sí podría haberse dado.

El pasado es falsable a través de hacerlo futuro, y encontrarlo.3

[26.05.17 06:38] El presente es la actualización.

[26.05.17 06:39] (el cuerpo es la actualización)

El cuerpo es el soporte del presente. Sin cuerpo no hay posibilidad de actualización o sostenimiento.

[26.05.17 06:42] Señalar y referencia son dos cosas distintas.

[26.05.17 06:43] Si no cae en el dominio del lenguaje no puede ser otra cosa que presente.

[26.05.17 06:47] (el cuerpo siempre es presente, siempre está presente)

[26.05.17 06:48] (si no está presente no es cuerpo)

[26.05.17 07:03] El lenguaje, como el cuerpo, no puede sino ser actualización.

El lenguaje es el suceso referencia actualizada, sin ser sostenido. La referencia, el encaramiento del lenguaje en esa distancia con el suceso. El señalar es un suceso sin lenguaje.

El lenguaje es la actualización de lo que no es cuerpo.4

[26.05.17 06:52] Todo lo que no sea presente es lenguaje.

Puesto que sólo puede haber referencia.

[26.05.17 06:53] “dado un lenguaje-L” es la referencia a una actualización que se daría tal y como se expresa.

[26.05.17 06:55] “dado un lenguaje-L” es la referencia a un suceso/s referible por un lenguaje.

[26.05.17 06:59] Así, “dado un lenguaje-L lo suficientemente expresivo” no hay distancia entre lo referido como futuro y su actualización señalada.

Diferenciado el lenguaje del cuerpo, y siendo siempre el lenguaje un posible futuro a actualizar, lo dicho se convierte en un juego de distancias con lo actualizable. Y al sólo poder hablar sobre lo actualizable, se abre la posibilidad de la coincidencia, una correspondencia suficiente que se considere equivalencia.

Un lenguaje-L dado es el contenedor no concreto de una correspondencia entre un universo actualizable como lenguaje, y una actualización posible, sea o no lenguaje.

[26.05.17 06:55] La idea de una variable X permite referir aquello que sólo es señalable.

[26.05.17 06:57] Así, “dado un lenguaje-L” es la referencia a una actualización sin divergencia. Y al contener X, la posibilidad de coincidencia se amplía.

Un lenguaje referido (dicho lenguaje-L) como no actualizado que a su vez sea la referencia a una actualización posible asegura que de haber una distancia nula entre la actualización del lenguaje y de los sucesos expresados, el lenguaje (ese L) será el presente.

Por esto el fatalismo es concebible, y señalable a través de sus aciertos. Y por esto, pasado y futuro aunque inexistentes, se actualizan como racionales a través del lenguaje. Sólo pueden ser referenciados.

>> Este post tiene su continuación en Realidad y lenguaje 2.

1 Wittgenstein.

2 Whitehead.

3 San Agustín.

4 O por lo menos, el lenguaje es un suceso actualizado muy concreto, y que no puede ser cuerpo.

// etiquetas // - metafísica - ontología - epistemología - fenomenología - lenguaje - mente - portada